Cada mirada un sentir… Cada color viste un miedo, cada lienzo impregnado de óleo fresco, llevaba algo de mí, de ellas, de nosotras.

Mujeres. Pedazos del sentir más profundo

Mulleres. Anacos do máis fondo sentir Noviembre 2016 · Casa das Crechas e Libraría Lila de Lilith · Santiago de Compostela

Hoy, 25 de noviembre, fecha significativa pero al fin y al cabo, un momento cualquiera. Oportuna para juntarnos, alrededor de estos lienzos, en esta nueva serie “Mujeres. Pedazos del sentir más profundo”, que muestran una vez más, pedazos de alma, color, mujeres, una mirada hacia el futuro que deseamos, miradas en femenino que adquieren más y más fuerza…

MUJERES porque hablo de ellas, las vivas … las muertas. Hablo de todas las mujeres del mundo, de todos los mundos, conocidos o no. Hablo de todas las mujeres asesinadas, las niñas violadas, las madres amenazadas, las mujeres vendidas, las compradas, las valientes que huyen con sus hijos e hijas hacia un mundo mejor, las paralizadas por el miedo y la soledad …. Las que cada día sobreviven a situaciones que no quieren vivir … hablo de todas.

PEDAZOS DEL SENTIR MÁS PROFUNDO porque hablo del sentir que nos une, el que nos define, que , mezclando nuestros miedos, nuestras esperanzas, ilusiones, de nuestra condición de niñas, hijas, madres …nuestro papel en la vida de los demás, que no siempre es nuestra propia vida. Ese sentir que es común para todas. Pedazos de alma, de corazón.

Cada mujer que llena de color mis lienzos, es una muestra de toda esa resistencia.

Hago hoy, un homenaje a las mujeres, un canto al feminismo que es nuestra revolución, nuestra única mirada hacia el mundo. Un canto a la libertad de ser, a la lucha por no temer, un grito alto y claro contra el machismo aberrante que sigue presente e instalado en nuestra sociedad. Porque sólo hay una mirada posible para cambiar el mundo, la nuestra.

Mujeres. Pedazos del sentir más profundo, es más que nunca una muestra de fuerza, de empoderamiento femenino, de esperanza por el cambio que está en nuestras manos. Sirvan estos colores y mi humilde muestra para llenar nuestra alma y dignificar el dolor y la rabia que sentimos con cada injusticia.